logo


How can I improve my pronunciation in Spanish? Three tips.

Sometimes speaking can be embarrassing. The most frequent comment from our students is “it’s very difficult! I don’t know how to do it! I cannot make that sound!” That’s why we have three pieces of advice to improve your Spanish pronunciation – or in any other language that you are trying to learn:

1. Imitate

This is the basic principle of good pronunciation. Choose someone with an accent you like and try to recreate it in the most accurate way. It can be an actor, a writer or a politician. It doesn’t matter. There are plenty of videos on YouTube to watch and take inspiration. 

 

2. Choose an accessible accent.

If you are studying with a teacher from Spain but you love Shakira, that may be a problem. A good accent must be standard to a region or a country. For example, imagine that you meet a foreigner who learnt English in Scotland and has a beautiful and elegant Scottish accent, something similar to Ewan McGregor’s. Although, suddenly that person asks you where is the garbage or talks about vacations or how much they love cookies. That’s very odd!
Try to have strong influences from the same place or close places and that will help you to define your accent. If you have a Spanish teacher and you want to improve your accent, why don’t you watch interviews with Penélope Cruz?

 

3. All your classmates are in the same situation.

Don’t be shy! Don’t think that your speaking is awful! Don’t be too concerned about your accent! Your classmates are thinking the same about themselves.

 

If you are taking Spanish classes at SALT and you feel insecure, please do not hesitate to speak with your tutor about it.

 

En algunas ocasiones hablar puede ser embarazoso. El comentario más frecuente de nuestros estudiantes es “¡Es muy difícil! ¡No sé cómo hacerlo! ¡No puedo hacer ese sonido!” Esto es por lo que os traemos tres consejos para mejorar vuestra pronunciación en español – o en cualquier otra lengua que estéis intentando aprender:  

1. Imita

Éste es el principio básico de una buena pronunciación. Elegid a alguien con un acento que os guste e intentad recrearlo de la manera más fija. Puede ser un actor, un escritor o un político. No importa. Hay montones de vídeos en YouTube para ver y tomar como inspiración.

 

2. Elige un acento accesible.

Si estáis estudiando con un profesor de España pero os encanta Shakira, esto puede ser un problema. Un buen acento debe ser fijo de una región o un país. Por ejemplo, imagínaos que conocéis a un extranjero que aprendió inglés en Escocia y tiene un acento escocés bonito y elegante, algo similar al de Ewan Mcgregor. Sin embargo, de repente esa persona te pregunta dónde está la “garbage” o te habla de “vacations” o cómo aman las “cookies”. ¡Esto es muy raro!
Intentar tener unas influencias firmes, todas de un mismo lugar o de lugares cercanos, os ayudará a definir tu acento. Si tenéis un profesor español y queréis mejorar vuestro acento, ¿por qué no ver entrevistas a Penélope Cruz?

 

3. Tus compañeros de clase están en tu misma situación

¡No seáis tímido! ¡No creáis que vuestra manera de hablar es horrible! ¡No estéis demasiado obsesionado con el acento! Vuestros compañeros de clase están pensando lo mismo de ellos.

Si estáis tomando clases de español en SALT y os sentís inseguros, no dudéis en hablar con vuestro profesor sobre esto.

SALT Edinburgh is the first centre dedicated exclusively to the teaching of Spanish courses in Edinburgh.